El viaje definitivo

… Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará nostáljico…

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
Y se quedarán los pájaros cantando.

Juan Ramón Jiménez

 

El martes, nueve de mayo, un compañero realizó ese viaje definitivo. Tras su partida, la vida sigue inalterable, sin enmudecer los pájaros, sin oscurecerse el sol… como si nada hubiera pasado, como si nadie faltara. Sin embargo,, nada es igual: él ya no está.

Su ausencia se respira en las aulas vacías, en los pasillos del instituto, en el libro de faltas.

Echamos en falta su alegre saludo diario, su amabilidad, su humor, su sonrisa, su energía vitalista.

Qué fácil explicar en clase los tópicos: momento mori, quotidie morimur, tempus fugit, vita somnium… y qué difícil asimilarlo, aceptarlo cuando desaparece una persona tan cercana y tan querida.

 

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo

Miguel Hernández

 

¡Y nos quedaban tantos cursos por compartir, compañero del alma, compañero!

Antonio, te echamos de menos.

 

Laura García Departamento de Lengua

 

 

 


4 respuestas a “El viaje definitivo

  1. HOLA¡
    Soy Alicia, solo quería dar las gracias a todos. Al ver esto siento el aprecio que le habéis tenido a Toño. Siempre con su sonrisa y buen humor, el era muy meticuloso en su trabajo y se enfadaba mucho cuando estaba corrigiendo ” estos chicos , confunden Felipe II con Felipe VI y se quedan tan frescos”.. Yo en casa le oía renegar por esas cosas. pero también me contaba alguna anécdota curiosa o simpática . Yo compartía con él esa otra parte de la vida que vosotros no veíais, nuestra cosas de casa. Solo deseo que le recordéis como era y gracias otra vez a todos.
    Alicia y José Manuel

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por el recuerdo poético de mi hermano pequeño Toño. La poesía como resistencia:” las palabras alimentan un fuego / Las palabras son necesarias / para que arda el silencio/ para que ardan los actos”
      La fuerza amansadora de lo pequeño (Xiao Chu).
      Pilar González de España. El cielo y el poder.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s